Internacional

“Popeye”, el temido ex jefe de sicarios de Pablo Escobar murió de cáncer.

«Popeye» nunca se arrepintió de sus numerosos crímenes, aunque estando en la cárcel se reunió con algunas de sus víctimas o familiares.

Popeye, sicario del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, quien se jactó de haber asesinado a cientos de personas por orden de su «jefe».

El exjefe de sicarios del abatido jefe del Cartel de Medellín Pablo Escobar, Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, murió este jueves en un hospital de Bogotá debido a un cáncer de estómago, informó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec).

“Popeye” estaba “hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre de 2019, y padecía un cáncer de estómago”, dijo el Inpec en un comunicado en el que precisó que el fallecimiento ocurrió en el Instituto Nacional Cancerológico.

El asesino padecía la enfermedad en fase terminal y tenía metástasis en los pulmones, hígado y otros órganos.

Velásquez fue capturado el 25 de mayo de 2018, acusado de concierto para delinquir y extorsión.
“Popeye” nunca se arrepintió de sus numerosos crímenes, aunque estando en la cárcel se reunió con algunas de sus víctimas o familiares.

Murió el 6 de febrero de 2020 de cáncer de estómago en Bogotá, dijeron las autoridades penitenciarias.

Siempre se jactó de ser el jefe de sicarios de Escobar y en sus antebrazos llevaba tatuada la frase “El general de la mafia”, que le gustaba exhibir.

En varias entrevistas a medios locales aseguró que cuando mataba a una persona “no empezaba a sudar ni a fumar marihuana; lo mataba, me iba para la casa, me bañaba, me ponía a ver televisión y vivía normal porque soy un asesino profesional”.

Antes de volver a prisión, “Popeye” estuvo más de 23 años en la cárcel, y en varias entrevistas manifestó que se había reintegrado en la sociedad.

En los últimos años se había convertido en un fenómeno en Youtube, donde se hizo llamar “Popeye arrepentido”, y ante varios medios de todo el mundo que lo entrevistaron mostraba una supuesta nueva actitud y contaba su historia al lado de Escobar.

El sicario reconoció que asesinó directamente a por lo menos 300 personas y que como jefe de sicarios del cartel de Medellín participó en unos 3,000 homicidios en las décadas de 1980 y 1990.

“Popeye” nació en la población de Yarumal, Antioquia, fue uno de los más temibles asesinos del cartel de Medellín y sus acciones delictivas estuvieron ligadas a sucesos que en Colombia causaron gran consternación como el asesinato del excandidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento, el atentado al avión de Avianca que dejó 107 muertos y la bomba al edificio de la policía secreta de Colombia.

Deja un comentario