Internacional

Apuñalada y desmembrada: el feminicidio de Ingrid Escamilla reaviva el debate sobre la violencia contra la mujer en México.

El domingo en la noche, Érick Francisco, de 46, confesó el atroz crimen a los agentes policiales que lo detuvieron.

Un reciente feminicidio registrado en Ciudad de México causó mucha conmoción en el país latinoamericano y encendió aún más las alertas sobre la creciente violencia de género.


Ingrid Escamilla, de 25 años, fue asesinada brutalmente por su pareja el sábado pasado, al interior de un apartamento en la alcaldía Gustavo A. Madero, en la capital mexicana.

El domingo en la noche, Érick Francisco, de 46 años, confesó el atroz crimen de Ingrid a los agentes policiales que lo detuvieron. Según contó el hombre, discutió con su pareja, forcejearon y la apuñaló por el cuello.

Después de matarla, le cortó la piel, le quitó algunos órganos, y los arrojó por el inodoro y el drenaje de la calle. Cuando el oficial de la policía que lo detuvo le preguntó por qué había perpetrado el crimen, el feminicida respondió que por «vergüenza y miedo».

En conferencia de prensa, el Gobierno de Ciudad de México informó este martes que activó inmediatamente el Protocolo de Feminicidio para investigar los hechos. Además, ordenó la intervención de peritos de criminalística, fotografía, genética y química en la escena del crimen.

Érick Francisco se encuentra detenido en la Fiscalía Central de Investigación para el delito de Homicidio. Las autoridades capitalinas han declarado que buscarán la máxima sentencia contra el presunto feminicida, que es de 60 años en prisión.

En conferencia de prensa, la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México informó que investigan la filtración de fotografías por parte de los agentes policiales, agregando que podría derivar en sanciones administrativas.

Condena de autoridades

Este martes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, condenó el feminicidio de Escamilla.

«El feminicidio es un crimen absolutamente condenable. Cuando el odio llega a los límites como el de Ingrid Escamilla es indignante», tuiteó Sheinbaum, asegurando que su Gobierno se compromete a trabajar «todos los días por erradicar la violencia hacia las mujeres».

En noviembre de 2019, la jefa de Gobierno de Ciudad de México declaró alerta de género en la capital mexicana, que incluyó una serie de acciones, como crear un registro público de agresores sexuales con sentencia firme; una iniciativa, llamada Ley Olimpia, para sancionar el acoso y la violencia digital; capacitación de funcionarios públicos encargados de atender delitos sexuales.

En 2019, la Fiscalía de Ciudad de México inició 68 carpetas de investigación por el delito de feminicidio. No obstante, la cifra no necesariamente representa el total de asesinatos contra mujeres por razones de género.

El sitio Animal Político ha reportado que en los últimos años, solo uno de cada cinco asesinatos de mujeres en el país fueron clasificados como posibles feminicidios. Algunas Fiscalías podrían registrar menos feminicidios por falta de capacitación o para intentar esconder la violencia de género en el país.

Deja un comentario