Internacional

Rebeldes sirios derriban helicóptero del ejército.

Rebeldes sirios derribaron el martes un helicóptero del gobierno, que cayó al suelo envuelto en llamas y en el que murieron sus dos tripulantes. Entretanto, las fuerzas oficialistas continuaron su campaña de bombardeos y un ataque mató a por lo menos siete civiles, informaron activistas.

Los sucesos en la provincia de Idlib ocurren en momentos en que las fuerzas sirias están cerca de capturar el último bastión en manos rebeldes de una estratégica carretera que vincula el sur y norte del país.

Cobijados por el apoyo de las fuerzas armadas rusas e iraníes, los soldados sirios llevan varias semanas realizando una ofensiva en el último reducto rebelde de Idlib y en partes de las cercanas provincias de Alepo, provocando una crisis humanitaria en la que unas 700.000 personas han abandonado sus hogares y han huido hacia el norte, hacia la frontera con Turquía.

Casi una cuarta parte de los 3 millones de habitantes de Idlib y sus alrededores han huido hacia el norte en camiones y vehículos, montados sobre mantas y colchones, en imágenes desgarradoras que se han vuelto emblemáticas del conflicto interno sirio, ya en su noveno año. Cientos de civiles han muerto en la ola más reciente de violencia, según la ONU.

Los combates se agravaron recientemente e involucraron una lucha entre tropas sirias y turcas, en la que murieron 13 soldados por cada bando, incluso cinco de Turquía el lunes.

Turquía, que apoya a la oposición siria, ha despachado cientos de vehículos a Idlib en un intento por evitar que las fuerzas oficialistas sirias lleguen a la zona fronteriza. En Turquía viven unos 3,6 millones de refugiados sirios y las autoridades temen que lleguen más.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el martes que el gobierno sirio “lo pagará muy caro” si ataca a fuerzas turcas.

Via: AP Noticias

Deja un comentario