Política

Diputados autorizan deuda de $1,000 millones para financiar plan económico.

La iniciativa fue enviada a la Asamblea Legislativa por el Ejecutivo y fue aprobada con 56 votos a favor

Con 56 votos a favor, diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron la madrugada de este martes un paquete de 1,000 millones de dólares para financiar un plan de rescate económico ante la pandemia de Covid-19.

La iniciativa fue enviada a la Asamblea Legislativa por el Ejecutivo y fue aprobada por los partidos ARENA, GANA, CD y PCN. Por su parte, el FMLN y PDC, votaron en contra.

Pasadas las tres de la mañana, los diputados autorizaron la colocación de bonos o la adquisición de préstamos por 1,000 millones de dólares que, según explicaron los diputados que votaron a favor, servirán principalmente para el pago de salarios de empresas afectadas por la cuarentena y el pago de los proveedores del Estado.

De optar por la emisión de títulos valores, deberán colocarse para un plazo de hasta 40 años y podrá amortizarse en cuotas periódicas.

Si se elige la contratación de uno o varios créditos, estará sujeto a un plazo de hasta 35 años que incluya un período de gracia y se amortizará en pago de cuotas semestrales consecutivas.

De estos fondos, el Ejecutivo destinará 140 millones de dólares para pagar parte del salario de los empleados de la micro, pequeña y mediana empresa afectada por la pandemia y 360 millones para un programa de créditos para capital de trabajo empresarial.

Otros 100 millones se utilizarán para prestar a trabajadores por cuenta propia que tengan crédito vigente con el sistema financiero, mientras el gobierno recibirá 100 millones para el pago de la devolución de impuestos a exportadores y 300 millones para saldar deudas con los proveedores del Estado.

Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), advirtió que el pago de proveedores y de los exportadores se encuentra “repetido”, dado que estaban estipulados dentro del presupuesto ordinario de 2020.

El pasado 26 de marzo, con 84 votos a favor, los diputados autorizaron al gobierno adquirir una deuda de 2,000 millones de dólares para enfrentar la emergencia por el coronavirus.

El gobierno quedó autorizado para emitir títulos valores hasta por $2 mil millones o adquirir préstamos (o combinación de ambos) para financiar la emergencia sanitaria del coronavirus.

Los títulos valores se podrán emitir por plazos de hasta 40 años. Los préstamos, por su parte, se podrán pagar en los próximos 35 años.

El 70% del dinero que se adquiera servirá para atender la emergencia sanitaria y el 30% será entregado a las alcaldías para que desarrollen proyectos en beneficio de la comunidad.

Además, se conformará el “Comité de Fondo de Emergencia, Recuperación y Reconstrucción Económica” para fiscalizar la ejecución de los fondos.

La Junta Directiva del comité estará conformada por un coordinador, el cual será nombrado por el presidente de la República. También un representante de la micro, pequeña y mediana empresa nombrado por la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, y un representante de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

También participarán los ministros de Salud, de Hacienda, de Economía, de Obras Públicas y de Turismo. De la sociedad civil habrá un representante de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), uno de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, (UCA) y otro de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

Para supervisar el gasto del dinero adquirido por el gobierno, el comité podrá apoyarse en la Corte de Cuentas de la República.

Al ser cuestionado cómo utilizará el Gobierno el dinero adquirido, el secretario Privado Ernesto Castro contestó que “hay tantas cosas: las vidas, el hospital, el apoyo económico que se le tiene que dar, la reactivación, el porcentaje para los municipio”.

Deja un comentario