Internacional

Alcalde finge morir para no ser detenido tras violar cuarentena.

El funcionario estaba bebiendo junto con otras personas.
El alcalde del distrito peruano de Tantará, Jaime Rolando Urbina Torres, fue detenido el lunes por la noche por la Policía Nacional de Perú por violar la cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus COVID-19.
Urbina Torres estaba bebiendo licor con otras personas cuando escuchó la llegada de los agentes, y rápidamente se escondió dentro de un ataúd sin tapa para que los policías creyeran que era una persona fallecida por COVID-19. Sus acompañantes hicieron lo mismo con otros cajones que se encontraban en el sitio. Al ser descubiertos, todos fueron trasladados a la comisaría local.
La población de Tantará ya había cuestionado actitudes del alcalde. El nueve de mayo fue obligado a asistir a una reunión comunal en la Plaza de Armas porque los vecinos le reclamaban su atención en medio de la pandemia. Allí lo acusaron de haber estado sólo ocho días en Tantará en 54 días que llevaba la cuarentena; en respuesta, él aseguró que no estuvo ausente tanto tiempo y que sólo salía de la localidad para hacer gestiones.
Los habitantes de la localidad también le ordenaron tomar medidas para mitigar el impacto del coronavirus: conformar un Comando COVID-19 para evitar la aparición de casos, y que tenga un albergue listo para cuando se detecte algún infectado.

Deja un comentario