Internacional

Escándalo en Brasil: Gobernador compró respiradores a empresa de vinos.

La policía busca desarticular una estructura que desvía recursos públicos destinados a atender la pandemia de COVID-19.

El gobernador del estado brasileño de Amazonas, Wilson Lima, fue objeto este martes de una operación anticorrupción por desvíos y fraudes en la compra de respiradores, que adjudicó a una importadora de vinos, según las autoridades.

La Policía Federal cumple ocho órdenes de prisión temporal y realiza registros en 14 direcciones de personas vinculadas a Lima, al que también le bloquearon bienes por orden judicial.

El operativo busca desarticular una supuesta “organización criminal instalada en el Gobierno de Amazonas” que “desvía recursos públicos destinados a atender las necesidades de la pandemia del COVID-19” y cuenta con la “participación directa del gobernador”.

El estado de Amazonas, con cuatro millones de habitantes y fronterizo con Colombia, Venezuela y Perú, fue uno de los focos más preocupantes de contagio en Brasil y hasta este lunes contabilizaba 2,792 muertes y 69,893 casos confirmados de la enfermedad.

La capital regional, Manaos, llegó a vivir el colapso de sus sistemas sanitario y funerario, aunque en las últimas semanas ha presentado un descenso en su curva epidemiológica.

En situaciones de “calamidad pública” declarada, los gobiernos brasileños tienen la posibilidad de eliminar las licitaciones y adjudicar directamente las compras.

Compras irregulares

En este contexto, el Ministerio Público Federal identificó en Amazonas “compras sobrefacturadas de respiradores, orientación en la contratación de empresas, blanqueo de capitales” y “montajes” en los procesos para “encubrir los crímenes practicados”.

De acuerdo con las autoridades, solo en uno de los contratos investigados hubo una sobrefacturación de al menos 496,000 reales (unos $90,850).

También sostienen que el Gobierno de Amazonas compró, sin licitación, 28 respiradores a una importadora de vinos, en una maniobra conocida como “triangulación”.

La empresa vinícola compraba los respiradores a una compañía de equipamientos sanitarios y los revendía al Gobierno de Wilson Lima por un precio superior, según la investigación.

Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia y el segundo país más afectado con 1,36 millones de contagios y 58,314 muertes, según el último balance del Ministerio de Salud.

Deja un comentario