Nacional

Investigación refleja un subregistro mayor de fallecimientos por COVID-19 que las cifras oficiales.

El Centro de Estudios Ciudadanos de la Universidad Francisco Gavidia (UFG) dio a conocerlos resultados de una investigación sobre los subregistros de decesos en los fallecidos a causa de COVID-19, donde se revelan cifras de hasta 852 muertes entre casos confirmados y sospechosos.

En este trabajo se plasmó que «Lamentablemente hay hermetismo en el manejo de datos y también sospechas razonables y documentadas sobre el tratamiento de la información y, no debería ser así; la academia ha trabajado casi a ciegas, sin diálogo ni posibilidades de validar la información o datos (…) esperamos que las autoridades del Ministerio de Salud, puedan verificar si estamos o no en lo correcto».

Fallecidos por COVID-19 ascenderían a 800

De acuerdo con esta investigación, se tuvo acceso a la base de datos del Ministerio de Salud sobre los fallecidos en el 2020 hasta el 25 de junio, donde 496 muertes corresponden a casos confirmados de COVID-19 y 356 son de sospechosos de esta enfermedad; para el momento de la publicación de estos resultados (lunes 29 de junio), los datos oficiales eran 152 fallecimientos confirmados por el Ejecutivo; según la última actualización son 174.

La base de datos también revela que 572 hombres y 280 mujeres han perdido la vida por el virus. Estas cifras son acordes a la tendencia mundial, donde más hombres han perdido la vida. Según, la Universidad de Huazhong, en China, esto se debe a que las mujeres desarrollan más anticuerpos al virus en todas las etapas de la enfermedad, destacó el estudio.

Estos han sido identificado a través de los decesos en hospitales de la red pública, donde el Hospital Nacional Rosales es la institución que ha sufrido más decesos, con 180, le sigue el Hospital Dr. Juan José Fernández, en Zacamil, con 99. En total hay 35 hospitales en el sistema público que han reportado muertes confirmadas o sospechosas por el virus, detalla la investigación.


Departamentos y municipios más afectados

En referencia a los decesos en departamentos, el Centro de Estudios señala que San Salvador es el departamento más afectado con 562 fallecidos, le sigue La Libertad con 88 y Cuscatlán con 60. Los departamentos menos afectados son Morazán con una muerte registrada, Cabañas con siete y Ahuachapán, Chalatenango y La Unión con ocho cada uno.

Sobre los municipios más afectados, estos se encuentran en San Salvador, la capital con 192, Soyapango con 90 y Mejicanos con 50.

Días con más decesos

De acuerdo con los resultados de este estudio, el 19 de junio fue el día en el que se registraron la mayor cantidad de salvadoreños fallecidos por COVID-19, haciendo un total de 56 en un solo día.

Entre el 14 y el 22 de junio han muerto 340 salvadoreños.

El análisis del centro de estudio indica que «hay un promedio entre 21 y 30 días para que una persona que se contagie muera. Con esos datos se podría inferir que el fin de la cuarentena provocada por la pelea entre el órgano ejecutivo y el legislativo que dejó a los salvadoreños en un limbo jurídico, fue una de las razones del repunte de contagios que ocasionaron los fallecimientos que registra el documento».


«Esta base de datos es un documento detallado sobre causas de muerte, cada una con su código, usuario que llenó el registro, número de registro, hospital en el que falleció, dirección y edad del fallecido, entre otros campos. Esta base de datos no es de dominio público y fue filtrada por personal de salud. El código con el que el Ministerio de Salud ha identificado la enfermedad es: U07.1-COVID-19 y U07.2-Sospecha COVID-19 virus no identificado», relata la investigación.

Asimismo, indica que las fechas aproximada en la que se dieron los contagios antes de llegar al fallecimiento, «este aproximado se obtuvo considerando que un individuo tarda aproximadamente 30 días en morir desde que se infecta con el virus. Se trazó una media móvil de cinco días para suavizar los datos».

Promedio de muertes por COVID-19

Bajo este estudio, se estima que al obtener un estimado de la magnitud del número de casos reales, no detectados, de COVID-19, se puede considerar una tasa de mortalidad de 5 %, lo que quiere decir que, de cien personas infectadas, en promedio mueren cinco.

«Tomando el gráfico anterior para estimar la fecha de infección, se trazó la curva de casos no detectados, multiplicando el número de muertes por 20, dando aproximadamente 17 mil casos no detectados al 27 de mayo. Hay que recalcar que entre más alta es la tasa de mortalidad, menos casos no detectados habrá», destacan.

Grupos etarios más afectados

Según los registros de fallecidos, las personas de 75 años han sido las más afectadas, reportando 32 decesos, le siguen las de 56 años, con 31, y 26 personas que con 74 años han perdido la vida.

 

Deja un comentario