PNC Y FGR

“Esperaba que fuera cualquiera el culpable, menos mi propia familia”, dice el padre de Erick, el niño de 3 años que fue asesinado a golpes por su tía.

El Fiscal Raúl Melara reveló que Yessenia García, tía de Erick, lo golpeó hasta matarlo y ocultó su cuerpo. Ella vivía en casa de los bisabuelos del niño, en donde el pequeño solía quedarse mientras su padre trabajaba en el campo.

El Fiscal Raúl Melara reveló que la tía de Erick García lo golpeó hasta matarlo y luego ocultó su cuerpo. El padre denuncia indicios de maltrato en casa de los abuelos, lugar donde desapareció el menor el pasado 11 de julio.

“No he superado lo que paso y ahora menos”, dice Jonathan García, padre de Erick, el menor de tres años que desapareció en Julio pasado y luego fue encontrado muerto sobre un campo de rocas. La Fiscalía General de la República reveló que Yessenia García, prima de Jonathan y Tía de Erick, fue quien le quitó la vida al pequeño.

Compañeros de trabajo de Jonathan fueron quienes le avisaron al joven padre, de 24 años, sobre el aviso del Fiscal General de la República, Raúl Melara. “Lamento el dolor de su padre y demás familia”, escribió el funcionario en su cuenta de Twitter, además de prometer justicia para Erick y anunciar que el requerimiento fiscal sería presentado el próximo lunes 24 de agosto.

“Sólo me entregaron el cuerpo, pero no me han dado detalles de nada durante todo este tiempo”, relata Erick. 42 días han pasado desde la fecha en que el menor desapareció, hasta el anuncio de la captura de Yessenia. Seis semanas llenas de incertidumbre para Jonathan, que desde que se enteró de la noticia no ha hecho otra cosa que tratar de unir cabos y repasar detalles que lo lleven a entender lo sucedido.

“Él me decía que le pegaban, pero nunca me decía quién”, recuerda y describe que siempre buscaba en el cuerpo del niño algún golpe o moretón que le permitiera pedir explicaciones a quienes interactuaban con Erick: sus dos tías, Idalia y Yessenia, primas de Jonathan y los bisabuelos del menor.

“Nunca encontré nada”, expresa. El padre del menor relata que ante la necesidad de seguir llevando el sustento diario a su hijo, lo obligaba a dejarlo al cuidado de su familia. “Esa necesidad hacia que yo pasara fuera de casa”, dice y recalca la humildad en que viven y su condición de padre soltero.

Jonathan sospechó de su familia el día de la desaparición

Jonathan recuerda cómo él mismo llevaba a su hijo a casa de los bisabuelos cuando se dirigía a las labores del campo en que suele emplearse. En ese hogar vivía también Yessenia y el padre de Erick relata que nunca hubo nada extraño que le diera algún indicio que su prima tuviera algo en contra de él o su hijo. “Yo llegaba y sólo la saludaba”, expresa y enfatiza que el trato con ella era distante pero cordial.

Fue el pasado 11 de julio cuando, en medio de la jornada de rescate y búsqueda del menor, Jonathan encaró a toda su familia, incluyendo a Yessenia, sobre qué cosa había sucedido para que su hijo hubiese desaparecido sin dejar pista o rastro alguno. “Yo los vi bien extraños. Solo me decían que mi hijo había desaparecido pero que no sabían cómo”, relata y describe que eso lo llevó a sospechar de todos, en aquel momento.

Recuerda que ese mismo día, en medio de la búsqueda, le dijo a su prima y al resto de los familiares que se encontraban en casa de los abuelos, que le dijeran de una vez si su hijo se había golpeado o en el peor de los casos si estaba muerto. Sin embargo, nadie le dio respuesta de lo sucedido. “Si ustedes tienen algo que ver, lo lamento mucho. Mi hijo es mi hijo”, fueron las últimas palabras que Jonathan recuerda haberle dicho a su familia después de la extensa búsqueda en conjunto con agentes policiales.

Justicia para Erick

Jonathan García, después de las revelaciones de la Fiscalía General de la República, sólo pide justicia y que se esclarezca absolutamente todo, incluso si hubiese cómplices del asesinato de su hijo. “Me lo arrebataron violentamente”, señala el padre, aferrándose al consuelo que Erick fue sepultado el pasado 15 de agosto y se encuentra “desasnando en paz”.

La FGR tiene previsto presentar el requerimiento fiscal en el juzgado correspondiente, el próximo lunes 24 de agosto.