Deportes

Messi informa al Barcelona su deseo de salir del club.

La decisión ha surgido luego de su conversación con el técnico Ronald Koeman y la inminente salida de su amigo Luis Suárez.

La posible salida de Lionel Messi del Barcelona tomó fuerza este martes con nuevas revelaciones filtradas por medios argentinos y españoles, quienes aseguran que el argentino ha manifestado a la directiva su deseo de salir del club.

La decisión de Messi ha surgido luego de su conversación con el técnico Ronald Koeman y la inminente salida de su amigo Luis Suárez. Leo manifestó su deseo al equipo azulgrana mediante un «Buró Fax», servicio exclusivo para el envío de documentos.
Según los diarios europeos como Marca, la máxima figura del Barcelona quiere aprovechar la situación atípica por el COVID-19 para ejecutar la cláusula que dispone en su contrato y desvincularse.

«La cláusula finalizaba antes del 1 de junio, pero lo atípico de este ejercicio por el coronavirus le abre la vía a solicitar ahora quedar libre», sostuvo Marca.

La semana pasada, Lionel Messi también habría generado incertidumbre sobre su futuro al declarar a Koeman que «se veía más afuera que adentro del Barcelona».

«Lionel Messi tomó una decisión que parecía imposible y le comunicó a Barcelona vía burofax que quiere irse luego de 20 años en la institución, según información exclusiva a la que accedió TyC Sports», informó el canal de noticias deportivas al través de su sitio web.

«Messi le comunicó a Barcelona que se quiere ir. Lo hizo vía Buró Fax. Fuentes cercanas al jugador confiaron que el jugador se acogería a la cláusula de su contrato que le permite rescindir unilateralmente al final de esta temporada», añadió el sitio web Doble Amarilla.

El canal Fox Sports también asegura que «está 100% confirmado» que Messi le comunicó al Barcelona que «se va del club».

Otros medios locales, como el diario deportivo Olé y el sitio web de noticias Infobae, también publicaron la información.

El Barcelona fue eliminado en los cuartos de final de Liga de Campeones tras caer por 2-8 ante el Bayern de Múnich, lo que derivó en una profunda crisis que determinó la salida del entrenador, Quique Setién (sustituido por el holandés Ronald Koeman), y del director deportivo, Éric Abidal.

Por su parte Joan Laporta, presidente del Barcelona entre 2003 y 2010, manifestó este martes en su cuenta de Twitter que sospecha que la directiva de Jose Maria Bartomeu «quiere vender a Messi y que esto sería un error histórico».

Quien también fue candidato a las elecciones de 2015 dio esta opinión después de sentenciar que le parece «un acto de cobardía del presidente y una falta de respeto al jugador» haberle dicho a Luis Suárez por teléfono que no contaban con él de cara a la próxima temporada.