Nacional

Fingieron desaparición de su hijo de un año para matarlo y enterrarlo en su casa.

Según la policía, la madre del menor fingió su desaparición en la playa San Diego de La Libertad el 3 de septiembre.
Fuentes policiales reportaron el hallazgo del cadáver de un niño de un año y medio enterrado en el corredor de la casa de su madre y su padrastro en Vista al Lago, Ilopango, y han sido arrestados por fingir la desaparición del pequeño y, presuntamente, asesinarlo.


Los capturados responden a los nombres de Patricia Barrios, quien es la progenitora y su compañero de vida, Winston Hernández; la víctima es Alexis Adalberto Delgado.

Las fuentes detallaron que el caso se inició el 3 de septiembre de 2020 cuando la madre del pequeño se acercó a la sede fiscal de Zaragoza, en La Libertad, para reportar que su hijo había desaparecido.

La mujer dijo a los fiscales ese 3 de septiembre que el 26 de agosto habían salido a la playa San Diego (La Libertad) y que fue ahí que se perdió, cuestión que a las autoridades les pareció extraña por la cantidad de días que dejó pasar para reportar la desaparición.

Las autoridades llevaron a la progenitora a la playa para que les indicara en la zona en la que Alexis se había perdido, pero no pudo darles la ubicación exacta por lo que las sospechas sobre la mujer fueron creciendo.

“En las diligencias que se hicieron hubo una inspección al lugar de los hechos y no les puso enseñar el lugar”, indicó una fuente policial que pidió el anonimato.

La madrugada de este sábado un equipo policial llegó a la vivienda de la mujer y localizaron el cuerpo de Alexis enterrado en el corredor de esta, a pocos metros bajo tierra, por lo que la arrestaron a ella y a Winston Hernández.

“La señora puso un aviso de que el niño se le había ahogado, lo que sucede es que el cadáver lo encontraron en la vivienda de ella, lo tenía enterrado en el patio de la casa, ellos lo asesinaron y dijeron que en San Diego se les fue en el mar”, relató la fuente.

Debido a que la mujer había reportado al pequeño como desaparecido, la PNC cree que fue una forma de intentan despistar las investigaciones.

“La mamá fingió un delito porque ella misma firmó un documento que decía que en la playa se les había ido … el que se ahoga a veces no salen los cadáveres, entonces pensaron simularlo”, explicó.

La Policía duda, incluso, de que la mujer haya ido a la playa San Diego ese 26 de agosto.

Otra fuente cercana al caso indicó que el papá biológico del niño y Patricia se habían separado por problemas sentimentales.