Internacional

Renuncia presidente peruano tras seis días en el poder.

El presidente interino de Perú, Manuel Merino anunció este domingo su dimisión irrevocable del cargo, al que accedió el pasado 9 de noviembre tras la destitución por corrupción de su antecesor en el cargo, Martín Vizcarra. La dimisión se produce en medio de intensas protestas en todo el país.

«Quiero hacer de conocimiento que presento mi renuncia irrevocable al cargo del Presidente de la República», ha anunciado Merino en un discurso a la nación.
En su intervención, Merino ha mencionado la dimisión presentada por más de una docena de sus ministros, pero ha señalado que se mantendrán en sus cargos para garantizar la continuidad institucional.

El anuncio desató una celebración en las calles de Lima, al día siguiente de la violenta represión de unas protestas que dejó dos muertos y un centenar de heridos.

Perú vivió diez días de protestas luego de la destitución de Vizcarra y la noche del sábado hubo marchas y cacerolas.  La mayor marcha atrajo en Lima a miles de personas que convergieron desde distintos puntos de la capital en la plaza San Martín, epicentro de protestas en la zona histórica de la ciudad.
La policía recurrió otra vez a gases lacrimógenos y gases pimienta lanzados desde helicópteros para dispersar a manifestantes que amenazaban con marchar hacia la sede del Congreso.

Los jóvenes llevaban carteles con lemas como «Merino, no eres mi presidente», «Merino impostor», «Perú despertó»,  y avanzaron por las calles al ritmo de batucadas y cánticos.

El congreso deberá elegir al sucesor Merino y completar el actual mandato, que expira el 28 de julio de 2021 luego de las elecciones del 11 de abril.

Desde el martes, miles de personas han salido a las calles de Lima y otras ciudades en defensa de Vizcarra, un político sin partido ni bancada en el Congreso pero muy popular, y para protestar contra el gobierno de Merino, cuya legalidad y legitimidad cuestionan.

El Congreso destituyó a Vizcarra el lunes bajo la acusación de «incapacidad moral» a raíz de una investigación fiscal por dos presuntas coimas de 600.000 dólares cuando era gobernador de la región de Moquegua en 2014. El exmandatario lo niega.