Deportes

Fesfut castiga a 11 jugadores con cinco juegos por agarrarse a puñetazos.

Además, los futbolistas y un miembro del cuerpo técnico deberán pagar $3,000 de multa por la batalla campal protagonizada el domingo en Morazán.

La Comisión Disciplinaria de la Federación Salvadoreña de Futbol (Fesfut) emitió esta mañana la resolución sobre la trifulca protagonizada por jugadores, miembros del cuerpo técnico y otras personas del staff de Jocoro y Atlético Marte, durante el partido por la octava jornada de la segunda fase del torneo Apertura 2020 disputado el pasado domingo en el Complejo Deportivo Tierra de Fuego, en Morazán.

Tras dar lectura al informe del árbitro del encuentro, Jaime Herrera, y observar otras pruebas videográficas proporcionadas por el Departamento de Comunicaciones de la Fesfut, en la que aparece la cronología de los hechos, la Comisión decidió sancionar a 11 jugadores de ambos equipos y a un miembro del cuerpo técnico con cinco partidos de suspensión y, además, cada uno deberá cancelar a la Federación $250 de multa, lo que equivale a un monto total de $3,000

Los jugadores sancionados por Jocoro son Alexis Maravilla, Nelson Alvarenga, Salvador Galindo, Kevin Sidane Martínez, Nelson Moreno y los hondureños Arnold Meléndez y Júnior Padilla, así como el preparador físico, Salvador Polanco; mientras que por Marte recibieron el mismo castigo Héctor Crespín y Julio César Rivera, y los colombianos Argenis Alba y Yohalín Palacios.

Según el informe arbitral, quienes iniciaron la trifulca fueron Josué Meléndez, de Jocoro, y Héctor Crespín, de Atlético Marte, “dándose puñetazos frente al banco de suplentes”, lo cual desencadenó un enfrentamiento colectivo entre jugadores titulares y suplentes.

De acuerdo a lo observado por el réferi, Josué Meléndez, Nelson Alvarenga, Alexis Maravilla y Kevin Sidane Martínez golpearon con puñetazos a los jugadores marcianos Crespín y Julio César Rivera.

El informe también señala que Nelson Moreno, de Jocoro, quien había sido expulsado, ingresó de forma violenta al terreno de juego empujando la puerta de acceso y con ello derribó al delgado de cancha, José Flores, quien cayó al piso. Después, el jugador golpeó en la parte de atrás del cuello a Yohalín Palacios.

Pero los jugadores bombarderos también respondieron a las agresiones, por lo cual recibieron el mismo castigo, pues, según Herrera, Crespín golpeó a Josué Meléndez; Argenis Alba, a Alexis Maravilla; César Rivera, a Kevin Sidane; y Yohalin Palacios al portero de Jocoro Felipe Amaya, ocasionándole una herida sangrante a la altura de la ceja izquierda.

La Fesfut también castigó a otros cuatro jugadores de Chalatenango y Municipal Limeño por intervenir en una riña el mismo día en el estadio Ramón Flores Berríos de Santa Rosa de Lima, La Unión, pero la sanción es más leve debido a que el árbitro Edgar Ramírez no expresa observaciones generales sobre el conato de violencia, basándose la Comisión únicamente en material videográfico.

Por lo tanto, impuso cuatro partidos de suspensión a Arnulfo Córdoba y Mario Machado, de Limeño, e igual cantidad de partidos para Jairo Henríquez y Emerson Lalín, de Chalatenango.

Además, cada jugador deberá cancelar $200 de multa, lo que equivale a otros $800 para las arcas de la Federación.