Internacional

El extraño caso de un perro que nació con un solo ojo, sin nariz y dos lenguas.

El mundo animal no deja de sorprendernos. Cuando uno pensaba que no iba a aparecer nada más extraño que un perro verde, nació el Cíclope. Se trata de un cachorro con las malformaciones más extrañas que se hayan visto.

El particular y triste acontecimiento que tuvo lugar en la ciudad de Aclán, Filipinas, desafía toda lógica de la naturaleza, ya que cuenta con características difíciles de explicar.
El pequeño Cíclope nació el 6 de febrero con un solo ojo en el centro de la frente, sin nariz y con dos lenguas.
Imagen
Su madre dio a luz a una camada de cinco perros más, pero ninguno de ellos sufrió las malformaciones de su pobre hermano. Amy de Martin, propietaria de las mascotas, no podía salir de su asombro. No podía creer lo que tenía frente a sus ojos, y subió varias fotos a su cuenta de Facebook.

Numerosas dificultades complicaron a Cíclope. Le costaba respirar debido a que no contaba con nariz. Y la compleja disposición de su cara le imposibilitaba mamar de su madre como sí lo hacía el resto de sus hermanos.

Fue entonces cuando la dueña decidió que era momento de intentar alimentarlo con un gotero y leche en polvo. Sin embargo, el animal no respondía de la mejor manera.


Después de algunos intentos fallidos, Cíclope fue llevado al veterinario, pero lamentablemente no logró sobrevivir. No llegó a dos semanas de vida.