Política

FMLN se resiste a indemnizar a 200 trabajadores.

Ante la negativa de la dirigencia del partido, los ex empleados decidieron poner una demanda ante el ministerio de Trabajo y Procuraduría General de la República para garantizar sus derechos.

Un grupo de ex empleados de las secretarías del FMLN, llegaron ayer a la sede central del partido para solicitar al secretario de ese instituto político, Óscar Ortiz, indemnice a los trabajadores que fueron despedidos injustificadamente durante los últimos 10 meses.

Al rededor de las 10:00 a.m., cinco representantes de los trabajadores despedidos sostuvieron una reunión en una de las oficinas del local para exigir a Ortiz y a la Comisión Política que firmen un compromiso que brinde respaldo legal y reconocimiento de sus derechos a cientos de ex empleados.

De acuerdo al comunicado presentado por los demandantes, entre abril de 2020 [durante la pandemia] y enero de este año, la dirigencia del partido efemelenista ha despedido a 200 trabajadores sin explicación alguna.

En el escrito, los ex empleados afirman que solicitaron en diferentes ocasiones audiencias con Óscar Ortiz y otras instancias del partido para que se aclararan las causas de los despidos y llegaran a un acuerdo para el pago de salarios completos, indemnización, aguinaldo y vacaciones, sin embargo, no obtuvieron respuesta.

Ante la negativa de la dirigencia del partido, los ex empleados tomaron la decisión de interponer una demanda ante el ministerio de Trabajo y la Procuraduría General de la República (PGR), para que dichas instancias hagan valer sus derechos.

El partido que durante sus años de gobierno y varias campañas electorales decía caracterizarse por ser el defensor de los laborales, ahora se niega a indemnizar a sus propios empleados.

Recientemente se ha dado a conocer por medio de un documento que circuló por redes sociales que algunos de los excandidatos a alcaldes y diputados de ese partido mantenían plazas con salarios que rondaban los $2,000 o más y además cobraran sin presentarse a trabajar.