Internacional

Justicia boliviana niega petición de libertad de ex presidenta Añez y dos ex ministros.

La Justicia boliviana determinó este viernes declarar improcedente la apelación interpuesta por la ex presidenta interina, Jeanine Añez, y sus ex ministros, Alvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, recurso con el que pretendían defenderse de acusaciones en libertad.

La Sala Penal I del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz argumentó la decisión de mantener la resolución de aprehensión con la cual se les privó de libertad acusados de la presunta comisión de delitos de conspiración, sedición y terrorismo por el denominado caso “golpe de Estado”, que acabó con el gobierno de Evo Morales en noviembre de 2019.

El vocal del tribunal, César Portocarrero, explicó a los periodistas que, luego de efectuar el análisis del caso, se estableció que la resolución de aprehensión cuenta con la debida fundamentación fáctica y jurídica.

En la audiencia participaron el fiscal del caso, Omar Mejillones, y representantes de la Procuraduría General del Estado y el Ministerio de Gobierno, quienes argumentaron en todo momento la aprehensión de Añez y sus colaboradores.

El abogado de los imputados, Ariel Coronado, dijo a los periodistas que la justicia no está obrando a derecho porque recibe presiones desde el gobierno.

“Nuestros defendidos fueron aprehendidos de forma ilegal y la solicitud es defenderse en libertad dentro del proceso en su contra”, afirmó Coronado tras la audiencia que se extendió por al menos tres horas.

Añez y los dos ex ministros están recluidos en penales distintos en La Paz desde el 15 de marzo con detención preventiva durante seis meses, mientras se sustancia el caso denominado “golpe de Estado” de noviembre de 2019.

Este caso fue abierto por Lidia Patty, ex diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), por la renuncia de Morales en noviembre de 2019, acorralado por protestas sociales y políticas opositoras, un motín policial y la presión de las Fuerzas Armadas. A ello se sumó un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), que alimentó el discurso del fraude en las elecciones del 20 de octubre de ese año, en las cuales Morales ganó sin necesidad de un balotaje con su principal rival, el ex presidente (2003-2005) Carlos Mesa.

Otros acusados en este proceso son el entonces cívico cruceño Luis Fernando Camacho, ahora gobernador electo de Santa Cruz, y su padre. Incluso, Camacho reveló que su progenitor “cerró” con militares y policías la posibilidad de defender al gobierno nacional. Por este caso, también hay mandamientos de aprehensión para los ex comandantes militares Williams Káliman y Sergio Orellana, y el ex comandante policial Yuri Calderón.

El viernes 12 de marzo fue enviado a la cárcel por seis meses Flavio Arce, ex jefe del Estado Mayor.