Nacional

Tribunal de Ética decide no sancionar a ministro de Salud por compra de protectores faciales.

Se había pedido una investigación por la compra del MINSAL a la empresa de Jorge «Koky» Aguilar.

El Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) decidió no abrir un proceso administrativo sancionatorio contra el ministro de Salud, Francisco Alabi, por la compra de protectores faciales a la empresa de Jorge «Koky» Aguilar durante la emergencia nacional por covid-19.
El Centro de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC) había denunciado la compra del MINSAL por $250,000 a la empresa INSEMA, que es propiedad de Aguilar. Dicha compra fue hecha en abril de 2020, cuando Aguilar era funcionario público, con el cargo de presidente delFondo Ambiental de El Salvador (Fonaes), lo cual le inhabilitaba para vender al Estado.
El TEG analizó la denuncia y determinó que la representante legal de INSEMA hizo constar que la empresa no tenía ningún impedimento para negociar con el Estado, lo que según la institución es suficiente para avalar la compra.
«Los datos obtenidos en la investigación preliminar no revelan objetivos objetivos que robustezcan los señalamientos efectuados en la denuncia sobre el cometimiento de posibles transgresiones éticas», concluye el TEG.
Según la institución, Alabi no cometió ninguna falta ética al no denunciar que el MINSAL le compraba a la empresa de otro funcionario público.